Embarazo

Retención de agua embarazada, ¿qué remedios?


Como está esperando un bebé, sus pies y tobillos están hinchados, sus piernas son pesadas, su cara y sus manos están más cubiertas. Probablemente tengas retención de agua. No se preocupe: algunos consejos pueden ayudarlo a prevenir y resolver este inconveniente.

Para evitar la retención de agua, adopte un estilo de vida saludable y equilibrado.

  • Para prevenir el edema debido a la retención de agua durante el embarazo, las medidas preventivas son relativamente simples de aplicar.
  • Como primer paso, asegúrese de restringir su consumo de sal y especias tanto como sea posible. Platos industriales y embutidos, por ejemplo, son particularmente ricos en sal. Si es posible, prefiera platos caseros y más equilibrados.
  • Del mismo modo, un poco de ejercicio físico diario previene este fenómeno. Practicando durante 20 a 30 minutos al día, su actividad favorita le permitirá tener una mejor oxigenación de las células y una mejor circulación sanguínea. Si su partera o ginecólogo lo permite, disfrute de una sesión deportiva diaria para divertirse y relajarse. Piense, por ejemplo, caminar, hacer ejercicio, nadar, hacer aeróbicos en el agua o practicar yoga-relajación.

¿Tienes retención de agua? Húmedo todo el día.

  • Cuando está embarazada, y más particularmente en caso de retención de agua, es esencial estar bien hidratado. Esto permite, por un lado, evacuar naturalmente todas las toxinas presentes en el cuerpo y, por otro lado, promover un mejor drenaje linfático.
  • Además, no espere a tener sed para saciar su sed. Tome la iniciativa de beber un vaso de agua aproximadamente cada hora. Para un poco más de placer, no dude en comer frutas particularmente ricas en agua (como sandía, melón o durazno), y también en tomar infusiones y tés de hierbas.

Para limitar los efectos de la retención de agua, la comodidad es primordial

  • Lado de la ropa, confía en materiales suaves y naturales, como algodón, lino o seda.
  • Idealmente, no seleccione ropa demasiado ajustada que tenderá a agravar su retención de agua. También puedes comprar medias especiales para el embarazo. No dude en buscar el asesoramiento de su ginecólogo, quien le indicará los modelos más adecuados para sus necesidades.
  • Para deshacerse de la sensación incómoda de las piernas pesadas causadas por la retención de agua, asegúrese de dormir con las piernas ligeramente elevadas.
  • Durante el día, trate de no sentarse demasiado tiempo. Unos pocos pasos serán suficientes para reactivar la circulación sanguínea. Finalmente, tan pronto como sienta la necesidad, pase un chorro de agua fría sobre sus piernas. ¡Alivio inmediato garantizado!

Para leer también: retención de agua embarazada, ¿a qué se debe?